Si quieres descubrir los mejores consejos para limpiar la moqueta de tu oficina, te interesa seguir leyendo. La moqueta, con el uso, sufre deterioros causados por manchas de diferentes tipos. Pero hay trucos que podrán ayudarte a dejarla como el primer día.

Consejos para limpiar la moqueta

En primer lugar, y antes de empezar con el proceso de limpieza, has de saber que es recomendable que cambies el mobiliario de sitio cada cierto tiempo. De esta forma evitarás las marcas que éstos dejan en lugares concretos de la moqueta. Una vez seguido este truco, para limpiar bien la moqueta sigue los siguientes consejos:

  • Si tienes una moqueta es delicada, puedes usar agua y amoniaco jabonoso para limpiarla. Frota suavemente con un cepillo empapado en amoniaco la superficie y después aclara con agua. De esta forma conseguirás un acabado reluciente.
  • Evita utilizar grandes cantidades de agua con jabón, esto hará que se queden pegajosas.
  • Si la superficie que ocupa la moqueta es pequeña, puedes ponerla en la lavadora cuidándote de que no supere los 30 grados. A la hora de ponerla a secar es recomendable colocar la moqueta sobre una superficie uniforme. De esta manera evitaremos que se deformen.

Por otra parte, la limpieza de la moqueta, depende del tipo de mancha que queramos tratar. A continuación, te damos una serie de trucos para limpiar correctamente cada mancha.

Consejos para limpiar la moqueta según el tipo de mancha

Antes de entrar en materia según el tipo de mancha, te contamos un truco que funciona y que se ha usado siempre. Prepara una mezcla de vinagre y agua a partes iguales. A continuación, empapa un trapo y pásalo suavemente por la mancha hasta que veas que desaparece. No frotes enérgicamente, y utiliza el trapo húmedo, no empapado en agua. Este truco te dará grandes resultados si lo sigues adecuadamente.

Limpiar la moqueta de manchas de barro

Lo primero es esperar hasta que se seque el barro, una vez seco, con un cepillo puedes retirar el polvo. Lo ideal es usar a continuación una aspiradora para eliminar todo rastro y dejar la moqueta como nueva.

Limpiar la moqueta de manchas producidas por líquidos

Las manchas líquidas son de lo más común, manchas de café, por ejemplo, o de algún alimento líquido son habituales. Para eliminar este tipo de manchas lo mejor es hacerlo en el momento justo en que se producen. Utiliza para ello una mezcla de agua y jabón neutro y humedece un cepillo con dicha mezcla. No frotes bruscamente, simplemente pasa el cepillo humedecido por la mancha hasta retirarla.

Limpiar la moqueta de manchas de chicle

Las manchas de chicle son otro habitual de las moquetas. Para limpiarlo lo mejor es utilizar hielo. El hielo hará que el chicle se endurezca, y así podremos retirarlo de manera mucho más fácil y rápida. Nunca intentes despegar el chicle de la moqueta mientras está blanco, lo único que conseguirás es esparcirlo por la superficie.

Por último, recuerda que es conveniente realizar una limpieza periódica de tu moqueta. De esta forma evitarás que la suciedad se acumule y te será más fácil mantenerla en buen estado. La limpieza también evitará la aparición de malos olores además de mantener el buen aspecto de la misma.

Si lo deseas podemos encargarnos de realizar este trabajo, visita nuestra sección Limpieza de oficinas.

 

 

Por |2018-12-01T10:21:20+00:00noviembre 29th, 2018|Trucos de limpieza|Sin comentarios