Cómo limpiar la tapicería de un sofá consejos profesionales.

Una de las preguntas más habituales en lo que se refiere a la limpieza es la siguiente, acerca de cómo limpiar la  tapicería de un  sofá.

Muchos sofás adquieren manchas y olores que se van acumulando con el paso del tiempo y luego resultan complicados de eliminar. En muchos casos, la solución pasa por contratar a un equipo profesional de limpieza que se encargue de atacar las manchas y dejarlo como nuevo.

Sin embargo, si quieres atacar el problema tú mismo, en este artículo nos encargaremos de darte algunas nociones para la limpieza de sofás.

Cómo limpiar la tapicería de un sofá: los mejores consejos

Está claro que limpiar las tapicerías es una tarea pesada que se debe hacer al menos un par de veces en el año. Sin embargo, a veces por falta de tiempo solemos dejar que la suciedad se acumule y llega un día en el que resulta difícil atacar esas manchas.

¿Cuándo son las mejores fechas para hacerlo? Lo ideal es hacerlo al menos 2 veces en el año, por ejemplo en primavera y en otoño. Porque las tapicerías al fin y al cabo son tejidos que acumulan todo tipo de polvo y ácaros, y aunque utilices una aspiradora buena siempre quedan marcas de uso, manchas, malos olores, etc.

Cómo limpiar la tapicería de un sofá. Empecemos con la limpieza de sofás

Si se puede desenfundar siempre lo puedes mandar a limpiar en seco o limpiarlo tu mismo en la lavadora, siempre siguiendo las recomendaciones del fabricante; en el caso de que se pueda lavar en la lavadora es aconsejable que nunca uses suavizante, pues hay telas de tapicería que se estropean son estos productos, y  uses en la lavadora el programa de  agua fría para no degradar el color. En el caso de tener que limpiarlo a mano, por no ser desenfundable, lo primero que se debe hacer es aspirar bien la superficie y cepillar bien a fondo, para quitar el polvo acumulado y rascar bien en la suciedad, para que salga de la tela.

Cuando esté aspirado, prepara en un recipiente una poca agua templada y añade un poco amoniaco con detergente. Una vez tengas la mezcla preparada, lo siguiente que tendrás que hacer será humedecer un paño, escurrirlo bien y luego frotar en la tapicería.

Es importante que vayas frotando la tela de arriba hacia abajo. Tendrás que estar el tiempo que consideres hasta que veas que las manchas están saliendo. Cuando termines, lo mejor es que lo dejes secar  al aire.

Cuando haya secado completamente, llegará el momento de la verdad, porque en ese momento podrás comprobar si efectivamente las manchas han salido del todo. Lo cierto, es que al usar amoniaco deberían desaparecer (porque es un producto químico muy fuerte), pero si sigue teniendo manchas, toca seguir.

Lo siguiente será optar por un limpiador de tapicerías. Los venden ya listos en el supermercado o en cualquier superficie que venda productos de este tipo. Y la alternativa, es que prepares una mezcla con oxígeno activo en casa.

Si no tienes tiempo para salir a comprar uno o has probado con uno pero no te ha funcionado, vamos a contarte cómo hacer un limpiador de tapicerías de sofás infalible. Tu sofá quedará como nuevo después de que lo apliques.

¿Cómo fabricar un limpiador de tapicerías en casa?

  • Añade un litro de agua tibia a un recipiente o caldero
  • Añade una cucharada sopera de percarbonato de sodio
  • Añade una cucharadita pequeña de jabón de platos

Remueve todo bien y ya tendrás tu mezcla casera preparada. Claro que si no tienes alguno de estos componentes por casa, no te va a quedar otra que salir a comprarlo. Pero es lo que toca si quieres hacer la limpieza de sofás de forma correcta.

Así que si tienes tu mezcla a punto, lo siguiente será empezar. Para ello necesitas contar con un cepillo pensado para telas o esponja. Solo tendrás que humedecerlo en la mezcla y escurrirlo un poco (para que no empape demasiado) y aplicarlo por la mancha hasta que veas que va saliendo.

Cuando hayas terminado de aplicar el producto, lo siguiente será aclarar con un paño mojado en agua limpia hasta que veas que no queda más espuma en la tapicería del sofá. Luego deja secar al aire.

Tendrás que volver a esperar a que seque para ver si han quedado manchas. No obstante, ahora tu sofá debería estar reluciente. Si sigue con alguna mancha siempre puedes repetir el procedimiento en las zonas que veas que no ha salido, pero es importante que te asegures de que no ha quedado un exceso de jabón, para eso deberás aclararlo bien como te contamos y secar bien con el paño y luego dejarlo secar solo, así el resultado será bueno.

Si has seguido estos consejos, podrás limpiar sofá de tela con éxito. Por lo que si llegaste a este artículo preguntándote cómo limpiar un sofá de tela, esto que te hemos contado debería haberte servido al 100%, porque funciona. Es uno de esos trucos y remedios caseros muy buenos, que quitan bien las manchas de la tapicería.

Además, con este último truco que te contamos podrás limpiar tapicería sofá muy sucia, porque verás que salen las manchas. Y si no te apetece preparar la mezcla en casa, no cuentas con el tiempo o con los productos necesarios, siempre puedes comprar el producto de tapicerías ya listo.

Ahora veamos cómo limpiar un sofá de piel:

Cómo limpiar la tapicería de un sofá de piel

A pesar de que por lo general los sofás de piel son más caros que los de tela son muy bonitos, y también la limpieza es mucho más fácil. Por eso ahora veremos cómo limpiar un sofá de piel.

Para su limpieza necesitas eliminar el polvo o los residuos, por lo que en el caso de que tengas a mano una aspiradora con cepillo suave, puedes pasarla por todas las partes… para quitar toda la suciedad que se haya ido acumulando con el paso del tiempo.

Lo siguiente será pasar un paño húmedo por la superficie del sofá. Es necesario que vayas haciendo movimientos circulares pequeños (tampoco frotes con mucha fuerza porque podrías dañarlo).

Una vez hayas visto que la suciedad de las manchas ya se va desapareciendo, simplemente tendrás que aclarar con un paño y agua fría. Y por último, utiliza un paño seco y limpio para secar el sofá de piel y listo. ¡Ya lo tendrás reluciente y como nuevo!

De forma opcional, si quieres conseguir unos mejores resultados, siempre puedes darle brillo a tu sofá de piel. Puedes comprarlo ya listo o crear tú mismo una mezcla en casa, con dos cucharadas de aceite de linaza y una de vinagre blanco. Luego simplemente colocas la mezcla dentro de un pulverizador y solo tendrás que rociarlo por el sofá.

Así que si todo ha ido bien, ya sabrás cómo limpiar la tapicería de un sofá, ya sea de tela o de piel.

Ahora bien si tienes la suerte de vivir en la preciosa ciudad de Sevilla, y te resulta muy difícil o simplemente no tienes tiempo en limpiar el sofá, desde Sevilla lider podemos ocuparnos, de ello.

Entre todas las tareas que podemos hacer por ti, también se encuentran la de la limpieza de sillones y de sofás, con la ventaja de que  nos trasladamos a tu casa, para facilitarle estos trabajos, ofrecemos la limpieza de sofás a domicilio, esto te ahorra tiempo y dinero,  pues no tendrás que contratar ninguna empresa de transportes para llevar tus  muebles a limpiar.

Nosotros  nos desplazamos a tu domicilio  y es allí donde efectuaremos nuestro trabajo, sin perder calidad y con gran profesionalidad, por lo que no tendrás que preocuparse de nada, ni por los productos que utilicemos para limpiar la tapicería del sofá, ya que tenemos en cuenta todos los materiales y las instrucciones de lavado y de tratamiento en cada caso particular, asegurando un óptimo resultado y el mantenimiento en perfecto estado de los revestimientos.

Somos expertos en  limpieza de las tapicerías de sofás,  contamos con personal especifico para cada tarea , capaces de encargarse  de limpiar un sofá, garantizando que se hace de la forma más adecuada y asegurándonos de preservar el color de la tela  de la tapicería.

No dudes en ponerte en contacto con nosotros, te daremos precio, y te aseguras mantener tu sofá siempre en perfectas condiciones.